Palabras de bienvenida a nuestro sitio

Por el Dr. Héctor Garín

En la actualidad, existe un nuevo accionar del gremio médico que se consolida por medio de diferentes entidades gremiales que trabajan en defensa de los colegas, con un espíritu esencialmente sindical. Este paradigma nos ha llevado a reconocernos como trabajadores y ha permitido fortalecer a nuestros gremios ya sea ante las cámaras empresariales de salud como ante las autoridades gubernamentales, los prestadores y las obras sociales, empleadoras de médicos y profesionales.

Sin embargo, el sindicalismo médico se topa con limitaciones que, evidentemente, los sindicatos de gran tamaño o capacidad de movilización no tienen. Entonces, es responsabilidad de los funcionarios de los distintos ministerios de Trabajo tanto de la Nación como provinciales escuchar y entender la problemática singular del sector, que requiere del apoyo de los responsables de estas áreas para intentar resolver los conflictos y mejorar las condiciones de trabajo de los médicos y el resto de los profesionales de salud. Un tema clave es la registración de todos los médicos, lo que permitirá evitar los abusos de algunos empresarios del sector. Además, la salud es un tema muy sensible ya que involucra uno de los derechos más preciados de la población, y que el Estado debe garantizar, una de las formas de hacerlo es asegurando a los trabajadores del sector salud condiciones de trabajo y salarios acordes a la tarea trascendental que desarrollan.

Muchos empresarios de la salud han comprendido el cambio de paradigma del trabajo médico y han firmado convenios colectivos que han implicado importantes avances. Los convenios son la herramienta fundamental para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, por eso debemos defenderlos con toda nuestra fuerza.

Pero por otro lado, ciertas áreas del Estado, del sector privado, algunas obras sociales y hospitales de comunidad, así como hospitales universitarios, y otros efectores incumplen sistemáticamente los derechos laborales de los médicos, a quienes ofrecen trabajos precarios con salarios injustos.

No ignoramos la compleja situación que atraviesa el sector salud, que afecta especialmente a los médicos a quienes se les dificulta mucho poder llevar adelante su vocación solidaria hacia sus semejantes.

Hemos abrazado una profesión tan noble que nos enorgullece pero que desgraciadamente no tiene el reconocimiento de muchos de los sectores: empleadores de médicos.

Desde esta gestión de la Junta Ejecutiva de Femeca focalizaremos en el rol gremial que la cabe a esta entidad, que agrupa a asociaciones médicas de la Capital Federal de los diferentes subsectores que integran el área de la salud. El esfuerzo irá dirigido a todos los lugares donde trabajen médicos ya sean clínicas, sanatorios, hospitales de comunidad o universitarios, obras sociales, y otros efectores.

Nuestra propuesta es defender la dignidad del médico.

Nuestro objetivo luchar por los derechos laborales de nuestros colegas, y de ese mismo modo garantizar el derecho a la salud de toda la población.